domingo, 15 de julio de 2018

Modorreando

Ayer acabamos la temporada de "El Alienista", de la que esperábamos mucho más, no solamente por los actores y la ambientación, sino por estar basada en la novela de Caleb Carr, que devoré hace unos años... jo, y con lo bien que empezó, con dos capítulos a los que solamente faltaba el mal olor para ambientar el Nueva York de finales del XIX... pero nada, que en vez de remontar vuelo como las cometas de propaganda de Foticos de cuando era niña, fue cayendo poco a poco hasta quedar comatosa (la cometa no... joer, cómo volaba de bien... pero se meó un perro de unos franceses en el camping y nos la tiraron a la basura).

Así que, como no era plan de empezar otra serie ni buscar peli, acabamos en lo de siempre: "Aventura en pelotas"... que digo yo, que para pixelar las partes pudendas, casi mejor, que les dejen llevar sujetadores y tangas... eso sí, en el casting deben mirarte supermal si no vas con al menos un tatuaje de aspecto estrafalario... si hasta a veces se los llegan a difuminar, ¿qué demonios llevarán?
Bueno, la historia es conocida, hombre y mujer que los llevan en bolas a pasar penurias durante 21 días, salvo que se rindan y que en su bolsa, además de una cámara de vídeo y un mapa coloreado por el hijo del microfonista, les dejan llevar un objeto escogido por ellos... aunque a veces, les den algún otro objeto... y aquí es a lo que voy... como siempre por los cerros cual cabrita pastoreada por Pedro.

Por veinticinco pesetas, objetos "útiles" que llevarías para tus 21 días en "Aventura en pelotas", como por ejemplo, un chubasquero... 1, 2, 3, responda otra vez:
- Un chubasquero, obvio porque caen unas de la porra... salvo que te lleven a un desierto donde solamente hay tormentas de arena.
- La cafetera... es que sin mi chute de cafeína no soy nadie por las mañanas.
- Mis zapatillas de casa, ya que tengo que hacer mi casa en la selva de Belice, mejor estar cómoda en mi refugio con mis zapatillas de casa... 
- Una guitarra, para amenizar tantas horas de hambre y sed, qué mejor que cantar el "Clavelitos" cual tuno doliente.
- ...
- El puño verde de Hulk, para matar termitas que invaden tu cama de hojas de palma
- El anillo único, muy útil para volverse invisible y robar la comida a los del equipo de grabación, por ejemplo
- Un abrebotellas (el sacacorchos no vale, que es una multiherramienta)
- Un flotador con forma de unicornio... estarás abandonado en una charca pestilente, pero seguro que los cocodrilos no te atacarán.
...

A veces, cuando pongo el programa, me espero algo así:
- Hola qué tal soy, Sherlylee Blue de Ohio,... soy cazadora recolectora que cazo elfos para merendar con un simple chasquido de mi goma de mascar de fresa ácida.
- Encantado, soy Cletus Magnificus, de Talkeetna, Alaska... se me están derritiendo los tatuajes con este calor; esto es selva, ¿verdad? Soy experto en la pesca del Cangrejo Real... llevo mis nasas hasta los confines del mar de Bering aguantando el mareo. Oh, mira, unas bolsas, ¿qué tendrán? Mira, un mapa y una cámara de vídeo. ¿Y qué te has traido?
- Oh, mi objeto personal es mi pompón de animadora de Griyffindor... tengo que practicar para ser la jefa de animadoras esta temporada... hay mucha competencia para salir con el capitán de quidditch. ¿Y tú?
- Ah, pequeña Serlylee Blue, he traído mi mondadientes... servirá para hacer espetones de termitas y para limpiarnos el sarro... o para quitar el barrete de las uñas.
- Oh Cletus, qué magnifica idea... tengo mucha sed ¿no tendrás una soda?
- No, pero me hago pis... 
Y aquí lo dejo porque me viene a la cabeza Txumari y ya no es plan de desbarrar más...

La Rubia dice que su objeto sería la paleta matamoscas... será porque es molona... y sirve tanto para matar bichos como para ensayar riffs, no te fastidia
Y da por hecho que yo llevaría mi Kindle... Ja, llevaría un Dash Button  de Amazon con señal satélite... llegas, buscas el claro dichoso cerca del agua pero lo suficientemente lejos por si hay riada y  apretaría el botón... y en un pispás:
Imagen relacionada

Venga, 21 días y 42...


domingo, 24 de junio de 2018

The F***ing Master!!!!

Hoy la entrada va para El Boss... ese aguerrido, flipado y destalentado padre que ayer se clavó más de 10 horas en bici para acabar la Quebrantahuesos... 200 Km de nada por puertecillos de nada...


Resultado de imagen de quebrantahuesos 2018

Pues menuda cosa, dirán algunos... claro, ya me lo demostraréis con 70 tacos, con diarreas y tras tres días de marcha cicloturista por Cantabria el fin de semana pasado... y el jueves levantándose antes que las gallinas para dejar pintadica la piscina...  yo de pensarlo, ya estoy agotada... 

Entró en meta asintiendo con la cabeza como diciéndose: ¡SÍ, LO CONSEGUÍ! 


Yo me imagino a alguno de los que llegaron cerca de él, con treinta años menos que deben de flipar y alucinar un rato... desde luego, si yo me hubiera tenido que bajar de la bici varias veces porque me escagarrucio, allí me hubiera plantado (en sentido doble, ag, qué guarruza soy... oiga, y qué majos los de las autocaravanas prestando papel higiénico y ofreciendo ayuda)

Pues nada, que tengo un señor padre cabezón, que cuando se le mete una idea en la sesera, allí va, china chana, a su marcheta para conseguir llegar a meta... nunca reblar y siempre adelante. ¿Abandonar? Ja, ja, ja... supongo que la idea pasará por su cabeza, la atravesará y se desvanecerá en la siguiente pedalada... otra y otra, y una más, venga, otra, ya queda poco para la bajada, venga, a por la siguiente subida... 

Así que papá... toda mi admiración y orgullo de hija por la animalada de ayer... ¿Qué es lo siguiente? Ya, bueno, hoy imagino que una siesta con la peli de vaqueros...  que la disfrutes!!! Luego, escribe la crónica, que si la de Bilbao parecía que íbamos siguiendo tus subidas y bajadas en el coche escoba, ésta será de sudor y rabia, como una batalla épica de los libros de Bernard Cornwell...

Ahora, el Boss es el Fucking Master!!!!   

jueves, 14 de junio de 2018

Bienvenidos a los juegos...


 … Ni del hambre (salvo que alguno esté con la operación bikini, de la que es evidente que paso), ni del Mundial (del que también paso), ni de la final de la Liga Endesa (señor Beabouis, sonría un poco, alguna vez, que mire que llevo partidos viéndole y no le veo sonreír jamás… y eso que  merecía una sonrisilla al menos, tras el atracón de entradas seguidas que se clavó ayer)… 

..Comienzan los juegos de hundir la flota…

Empieza la época más odiosa del año y no porque vaya a empezar el calor, los pajaritos se caguen sobre ti cuando sales de casa o la gente salga de paseo como las moscas acuden a una atractiva boñiga (con lo reconstituyentes que son los paseos invernales cuando el  frío te muerde la cara, pero entonces ni persona ni mosca pulula). Ni por culpa de YouTube y sus algoritmos que hacen que Behemoth salga continuamente cuando buscas death metal o te salen recomendaciones de sus canciones (además de recetas de tartas de queso… malditas cookies, aunque no recuerdo haber buscado al señor polaco raruno y su banda).

Bienvenidos a los juegos de cómo hacer desesperar al pringado al que le toca inspeccionar una piscina… y lamentablemente, aquí nos toca pringar a casi todos… y ya no cuelan los cambios, permutas y cambalaches para quitarse uno de encima la piscina odiosa que todos cargamos, ni jugando al piedra, papel, tijera o a su versión extendida con el lagarto y Spock.

Acabas sudoroso, cabreado, mosqueado, desmoralizado, asqueado, sediento, malhumorado, colorado, idiota, abochornado… y te vas a casa pensando, "menuda manera tonta de perder el tiempo"… toda esa agua allí invitándote a un chapuzón o a un ahogamiento voluntario (propio, que conste) según el nivel de imbecilidad al que crees haber llegado tras tu buena actuación de creerte todo lo que te cuentan… sabiendo que la mitad o más puede ser verdad, pero, no en esta dimensión...

… Y como es algo que llevas tratando de no pensar gracias a este tiempo tormentosamente primaveral, pues cuando ves asomar la patita, chof, se acabó el dormir bien y comienzan los sueños absurdos que se reanudan en el punto en el que te despertaste… el de esta noche, la evaluación de un programa de autocontrol, valorando sus puntos críticos, revisando sus límites y medidas correctoras… nada nuevo, pensaría uno… ya… si no fuera porque estás evaluando el funcionamiento de la lavadora doméstica de la casa de una con la que juego al pádel habitualmente… qué genial… ale, venga, tonta, levántate y vete a dar un paseo… y eso es lo que he hecho…



jueves, 31 de mayo de 2018

Los "guanteleses" atacan de nuevo

Ayer estaba La Rubia trasteando entre vídeos de recetas (vecino de blog, quién lo iba a imaginar en nuestros años mozos cuando no conseguíamos llevarlo ni a comer un bocata!!!) y me iba leyendo algún comentario... me llamó la atención que en uno decían algo así como "Y, ¿dónde están los guantes? Sanidad obliga a su uso"... 

Pues ya me dirán dónde está escrito eso como una obligación... más bien al contrario... incluso la AECOSAN publicó unas recomendaciones sobre el uso de guantes, prefiriéndose el lavado frecuente y correcto de manos sobre el uso de los guantes... y sobretodo, nada de látex.

Pero, día a día, al menos por aquí, veo que se pone más de moda el uso de guantes... supongo que más por marketing, por la "buena imagen" y sensación de limpieza que puede dar al consumidor o a lo guay que conjunta con la ropa de trabajo... A mí, como tantas otras cosas, me repelen y hastían.

Vas al súper de inspección y te encuentras que el guantecillo antes azulete de nitrilo está amarronado y hecho un gurruño sobre el mostrador... lo tirarán, piensas- no, mejor dicho, esperas, oh ilusa, te ríes de ti misma- pues no, si te apuras lo soplan para sacarle los dedos remetidos y mano pá dentro... ya el despiporre es cuando los ves rotos, a colgajos, que ya dan penica... 

En alguna ocasión, cuando les dices que sustituyan el dichoso guante revenido te miran con sorpresa, como diciendo, ¿pretendes que me lo cambie a media mañana? Que ya lo lavaré cuando pare en mi descanso... 

Recuerdo estar en una inspección en la que hubo un incidente con huevos crudos... el hombre recogía los restos de huevos rotos con las manos enguantadas... eran un pringue viscoso y baboso que no goteaba pero iba cayendo poco a poco con el peso de la gravedad, extendiéndose... oiga, pues nada, que como no tenía la sensación de asquerosidad ni pegajosidad en la mano, el tipo no se le ocurrió nada mejor que coger el rollo de papel para "secarse" los guantes... me recordó a mí en 1º de EGB con la profe Lourdes, en la que la manualidad con palillos y cola blanca terminó con mis manos peladas, chafarrinones de pegamento en el jersey y algún mechón de pelos que ya envidiaría alguien con rastas.

Resultado de imagen de guantes dexter serie
Pues eso, que no me mola ver el uso continuado y sistemático del MISMO y ÚNICO guante... sin lavar, sin cambiar... claro, que tampoco me mola comprar jamón York al corte y que me claven la palma de la mano, con o sin guante en cada filete... o comprar galletas a granel y que me las sirvan con las manos toquiteándolas una a una o con unas pinzas que a lo mejor se lavan una vez al trimestre o, ya si eso, cuando la limpieza general anual.

Entiendo que se utilicen en muchas ocasiones, si tienes una herida que aunque lleves protegida da un poco de asquete ver la tirita o el vendaje al cliente, si manipulas algo guarrindongo o pegajoso, si eres de manos peludas, si te has hecho una supermanicura... hay decenas y decenas de casos y ejemplos, pero, lávalos tanto como te lavarías las manos y cámbialos frecuentemente... el agua y el jabón son buenos, son tus amigos, son lo primero, tu básico no solo en industria alimentaria...

... pero es que yo soy una rarita tocapelotas que se lava tropemil veces al día... qué le vamos a hacer... 

Resultado de imagen de hannibal serie

miércoles, 23 de mayo de 2018

No todo es malo

No siempre van a ser quejas... de vez en cuando hay soplos de aire fresco y locura que hace que llegues a casa con una sonrisa y una historieta agradable para contar, en el blog y a mi madre por teléfono... 

El otro día, uno de los dueños de un establecimiento de hostelería, vino móvil en ristre para enseñarme unas fotos... me decía que estaba en plena limpieza moviendo los módulos de la cocina y se acordó que siempre le pregunto si es complicado moverlos para limpiar por detrás... y me enseña fotos para que viese que no es tan complicado y ya de paso ver que hasta las juntas de los azulejos estaban perfectas... que ni estaba de inspección ni me toca en un futuro próximo, pero él, me va contando hasta los cambios de platos (sí, incluso el cambio de modelo de vajilla).

Ayer estuve en otra pequeña no, lo siguiente, empresa que hace un producto artesanal y exclusivo usando una antigua receta de la familia de su mujer... me autoasigné el sitio porque desde que llamó por teléfono contando lo que quería hacer, lo atendí yo... son de esos "raros" que te plantean la idea con sus bocetos, sus dudas, e incluso se pasan por la oficina... yo reconozco que soy una pesada cuando alguien viene con interés y con ganas... quizás los apabullo con demasiada información de golpe, y que probablemente les aburra con mi charleta... pero bueno, este hombre cada vez que le surgía una duda, llamaba y discutíamos pareceres hasta que él elegía la opción que consideraba más acorde tras nuestras diatribas... (hace años aprendí que nunca tengo que elegir la opción que creo más adecuada, sino dar mis pareceres a favor y en contra de cada posible elección para que después decidan lo que crean más conveniente). De vez en cuando, si se le pasa algo por la cabeza, te llama o manda un mail con su duda, o cuando ha cambiado el diseño de etiquetas o te envía la declaración del fabricante de envases por si le tiene que pedir algo más... hasta te cuenta los clientes que ha conseguido en tal o cual ciudad, para ponerte al día...

Hacerle inspección es una mezcla entre ver, oír y hablar de mil cosas... te cuenta lo duro que le resulta su labor comercial, que si viven gracias a que su mujer trabaja porque tras los pagos le quedaron limpios dos mil euros el año pasado... y sin nómina... y tú piensas que otros se hubieran rendido  pero él sigue con la ilusión de que este año será mejor porque ha conseguido colocar su producto en cinco tiendas más... y te cuenta cómo hace el proceso, solamente bajo pedido para que el producto esté lo más reciente posible en las tiendas, con lo que puede que haya semanas que ni elabore y se dedique a buscar clientes y te cuenta a qué ciudades ha ido y te enseña cada fase para que veas por si detectas algo que no te parece bien y tiene lista toda la documentación, si te apuras hasta el mantenimiento de los extintores... y mientras, te pregunta por ti, la familia, el trabajo... tras tantas conversaciones sabe un montón de tu "vida normal"... al igual que yo me sé la suya... y  te despides deseándole que siga y consiga más clientes y qué menos que una nómina mensual... loca valentía... 



domingo, 29 de abril de 2018

Dame aire para respirar...

Estos últimos días he tenido varios momentos en que he sentido la invasión de mi espacio personal... llamadme maniática y rarica pero eso de que me toquen o tocar porque sí, pues como que no... No voy al médico y le suelto dos besos o le doy una palmada en el hombro a la persona que me atiende en el banco ni me arrimo al que me precede en una fila hasta clavarle la nariz en la nuca... por eso, cuando lo hacen conmigo, me llama tanto la atención.

En uno de los sitios yo creo que es porque el tipo es "asín", te planta la mano en el hombro, te llama cariño, corazón y todas esas cosas que me horripilan (aunque te das cuenta de que lo hace con todos), te hace chanzas y te da un golpe en el brazo para que te unas a sus risas y te guiña el ojo cuando va a soltar una burrada... cuando está con su socio la cosa sube a niveles guarrindongos... supongo que es para reírse si me sacan los colores- que conste que en ocasiones lo consiguen, pero más por la vergüencita que me dan que por el rollo cutresexual... en serio, que estás preguntando por la desinfección de verduras y vegetales y que te contesten hablando de pepinos gordos y grandes... venga, vamos, que entendería que tu peli favorita es una de Torrente pero no es momento ni lugar, creo...

En el otro sitio, el tipo es serio, educado y simplemente se te pega a ti, como una lapa, una extensión más de tu espalda, de tu costado... si le oyes hasta la respiración en tu oreja... te giras y te chocas con su pecho, mueves el brazo y lo rozas, si hasta tienes que tener cuidado en no pisarlo... pero ni se inmuta, te habla y le hueles el aliento... ya no es que invada tu espacio personal, es que usa el aire que deberías poder respirar.  Y tú te separas y el otro, como un bailarín con sincronización perfecta, da un paso hacia ti... La primera vez pensé que era imaginación mía, pero ya hace tiempo que no... lo que no quita para que te sientas incómoda y quieras salir de allí y coger todo el aire que puedan tus pulmones.   
En esta última ocasión, fui con el macuto más gordo para hacer una barrera, le pisé (es verdad que sin premeditación), impertérrito oiga... como un muro infranqueable... Por la cabeza me vino la imagen de una vaca cuando pisa con mala leche, de esos pisotones que te dejan los dedos del pie negros durante un mes, pero creo que sería mejor poner en práctica la idea siguiente...

Sería un puntazo...  un poco asquerosito (sobretodo para mí) pero mola... (¿se sigue diciendo mola?) 
 Resultado de imagen de espacio personal

jueves, 12 de abril de 2018

Today is the greatest day I´ve ever known...

Hace unos meses, cuando decidí dejar de llorar por los rincones porque iba a terminar haciendo charco, me hice el propósito de que debo disfrutar la vida, como una obligación connatural al respirar... Imagina espicharla cabreada o supertriste por lo que pudo ser pero no fue... pues no, a lo María Jiménez, se acabó. Consiste en:

- Cada día cantar, canturrear, tararear, silbar o destrozar una canción... vale desde el Today que hace de título a Los Gandules y "La tuneladora, parece un topo pero es una excavadora...", a la que llevaba esta mañana caminando hacia el curro de  Orphaned Land "Go in peace, and find thy faith; Evolve thy self, and lose all hate; So a heaven you may create", pasando por en Laponia hace frío rememorando mi infancia o imitando a Molly con sus letras cuando vienen al pelo... hoy cantaría esa de la Vanidad pero me faltan las guitarras, aunque hace un momento estaba recordando a los Sepultura y su "war for  territory"... manda narices que recuerde letras en inglés... como siempre espacio tonto ocupado en mi cabeza e hilván de letras a las que les encuentro un significado (vale, a la de la tuneladora no, pero seguro que tiene uno oculto)

- Cada día reír, sonreír y al menos echarme una carcajada de metralleta de las mías... a estas horas me falta la carcajada... pero bueno, el otro día mi compañero habitual de coche en viajes inspectoriles me hizo llorar de risa y compensa la falta de hoy.

- Cada día dar un beso siendo consciente de ese acto de besar, de tocar, de abrazar... Jo, Rubia, qué suerte la tuya (jejeje). También vale despedirse con un beso, un besico o un beso gordo... ya sabéis que soy de poco beso y contenido, incluso por teléfono, así que si me despido con uno, es de forma deliberada... 

- Cada día tener un buen gesto (dos, o tres), desde recoger algo del suelo que se le cae a alguien a sujetar la puerta o recoger las tazas de la mesa del bar porque el camarero está ocupado... cualquier detalle tonto vale.

- Cada día aguantar la lagrimita y sustituir la sensación de pérdida por un recuerdo bonito... Es que la primavera me sienta fatal ¿primavera? bueno, lo que sea... 

- Cada día leer un poco... es cierto que atrás quedaron los días en que no tenía ganas de leer y que tanto me asustaron... eso sí, antes de viaje largo, por si acaso, libro acabado... no vaya a ser que me estampe y me quede en el limbo sin saber cómo puñetas acabó la novela... seré el fantasma ese de la biblioteca que descoloca los libros porque no consiguió terminar la novela en vida.

- Cada día pasar de mierdas chungas... mi espíritu competitivo, si es que lo tenía, se agotó en la primera partida de parchís, y paso de perder tiempo en rebuscar mierda que echar en cara para resarcirme en estúpidas y banales venganzas y revanchas que no entiendo más allá de un partido de baloncesto... no soy buena, ni una santa, ni la más mejor del mundo mundial pero mis deseos de venganza no van más allá que desear almorranas como la cabeza de un crío como diría mi gran amigo, alto, moreno y sexy... lo demás, el karma dirá...
Menuda tontada pensará alguno, y sí, probablemente lo sea... pero es mi Scattergories y son mis reglas...

https://www.youtube.com/watch?v=P8HZC_RExpw