martes, 3 de marzo de 2015

Puntos de especial “roña”

Una de las cosas que nunca entenderé es el mal diseño de las barras de bar… la parte que como consumidores no vemos. Todavía no he encontrado una que sea de limpieza sencilla y hoy, por ejemplo, que he ido a ver una cafetería en obras se lo he recalcado al dueño… pero el del montaje me miraba como si hablase de física cuántica.

Resultado de imagen de barra de bar por dentro

Si a mí me resulta desesperante, a los que les toca limpiar debe ser hasta escalofriante… entre los botelleros y los huecos que dejan por donde se cuelan palillos, azucarillos, chapas, aceitunas y cacahuetes… si al menos tienen rejilla de protección del motor te das con un canto en los dientes pero lo habitual es que con los meses acabe habiendo un agujero marrón lleno de polvo y cosas en el que cualquiera mete mano a limpiar sin apagar el botellero…. caso aparte el interior de algunos botelleros…

Resultado de imagen de bar de moe por dentro

La zona del serpentín del grifo de cerveza y sus aledaños llenos de tubos, cables y conducciones diversas, se añade como punto de especial roña al igual que la parte inferior al lavavasos, que se suele montar en alto y la parte baja atrae la suciedad y ya caso aparte los dosificadores de lavavajillas. Zona bajo cafetera, zona trasera de la máquina de exprimir naranjas, los boles donde están las rodajas de limón cortaditas, las cubiteras, los cubos donde dejan los cascos vacíos, la parte de la barra bajo las vitrinas expositoras… y la mejor, la zona bajo la fregadera en la que a veces se hace auténtico barrete con las salpicaduras de las tazas, los restos de refresco, los cubitos de hielo que salen disparados hacia el suelo…

Si además juntamos un acceso a pedal para la fregadera, me dan ganas de llorar… la zona bajo el accionamiento se llena de una costra roñosa, negruzca que se hace fuerte que o te sientas en el suelo y rascas o directamente decides que se pegue al suelo y pones un monoblock…

Resultado de imagen de accionamiento grifo pedal

Y ya para acabar de ser deprimente, las dichosas tarimas, alfombras de goma o directamente palés semiforrados de goma que se colocan en algunos suelos para ganar altura o para “ablandar” el pavimento y que las piernas no se resientan de tantas horas en pie… no encajan, dejan huecos donde se cuela de todo, se pelan, rajan, y se convierten en una superficie mugrienta que debajo  siempre está húmeda y asquerosa.

Juntad todo, echad además un kilo de chapas de botella, una docena de panchitos, cuarto y mitad de aceitunas, docena y media de trapos negros, aliñado con restos de meses y al final eso era el pozo negro que me he encontrado en uno de los bares que he heredado este año… no me extraña que mi compañero se quedase escaso de palabras para describir semejante cosa… nido de mierda al cubo, pero ahora ponlo en una inspección…

Así que un ruego a los montadores de barras de bar… por favor, algo sin huecos que no sea de difícil acceso para la limpieza, que no haya que tirarse por el suelo a limpiar y retorcerse para rascar mugre… creo que tanto camareros, como limpiadores como inspectores de sanidad estaríamos muy agradecidos… por soñar…

Resultado de imagen de interior barra bar

1 comentario:

  1. Nunca imaginé que tuvieran ese color y brillantez.

    ResponderEliminar